sábado, 4 de julio de 2009

TRATO MEDIÁTICO DEL ARTE Y SU INFLUENCIA EN EL TERRORISMO COMUNICACIONAL



Por: Marcos Meléndez (*)

Varios siglos antes de Cristo, Aristóteles, el filósofo griego, habló de una sensación llamada catarsis, la cual definió como una especie de inmunización producida por la tragedia a través de las pasiones de compasión y temor. Para éste filósofo, las demás pasiones –como la ira- podían ser purgadas a través del miedo y la compasión generadas a través del arte representado en el drama artístico que conocemos como la tragedia en el teatro griego; para él, cuando se observaba un drama épico en el que un protagonista sufría los desmanes del destino o los designios de los dioses y se enfrentaba a ellos desde su humanidad, producía en el espectador sensaciones de temor y compasión que le “inmunizaban” frente a otras pasiones pecaminosas como la ira. Ahora bien, en una sociedad esclavista como la que vivió Aristóteles, resultaba interesantemente conveniente, que el pueblo llorara sintiendo compasión y miedo al mirar una obra de teatro, porque de esa manera dejaba de razonar sobre su situación de oprimido y la ira que esa situación le producía, sería purgada por la catarsis y de esa manera se evitaba la reflexión con su consecuente subversión. El género teatral de la Tragedia propuesto por Aristóteles, proponía una estructura compuesta por principio, medio y fin, principio “aquello donde todo se origina y donde no hay acontecimiento previo” –lo cual no es racional porque todo acontecimiento tiene una causa- un medio “donde se desarrollan los acontecimientos a consecuencia del principio” y un fin “donde llegan las consecuencias y desenlaces de todos los sucesos, después de lo cual nada hay” esto también está a favor de la irracionalidad producida por la catarsis, pues siempre los acontecimientos continúan.

Un par de milenios después, el drama aristotélico para producir catarsis y oprimir a través de la compasión y el miedo, siguen tan vigentes como en la sociedad esclavista, y la razón es que los medios de comunicación privados, herramientas del neo esclavismo que conocemos como capitalismo, masificó la catarsis para someter por esa vía y evitar que el pueblo se organizara para rebelarse y proponer una alternativa humanista, adormeciendo así la conciencia de clase y la natural rebelión de los oprimidos contra los opresores.

Para dominar, el capitalismo se vale del arte y la comunicación, por ejemplo, la música que usa Globovisión para acompañar los hechos noticiosos amañados que produce para la pantalla chica –como si no se tratara de noticias sino de la música incidental o banda sonora de una película de terror- produce en el espectador lo mismo que proponía Aristóteles: Una sensación de temor, y ese temor purga las demás sensaciones y deja en el individuo una inactividad intelectual que le impide razonar lo que está pasando ante sus ojos.

Un ejemplo: Cuando Zuloaga, dueño de Globovisión, del Banco Federal, de Toyosan Toyoclub y pare usted de contar, tenía acaparados en su casa un arsenal de vehículos cero kilómetros para engordarlos y así enriquecerse aún más –lo cual es un delito común- se produjo como consecuencia, que el ministerio de comercio cumpliendo con la ley, realizara un procedimiento de rutina para confiscar estos vehículos y hacer que se vendieran legalmente.

Globovisión, arma mortífera de la burguesía nacional que representan Zuloaga y los amos del valle, apela a la estructura dramática aristotélica para producir sensaciones de temor y compasión en la ciudadanía. Lo hacen transmitiendo una “noticia” y el principio de la noticia es que se está realizando un allanamiento a la casa del Dr. Zuloaga, sin decir las causas del allanamiento –no hay nada previo- luego se colocan imágenes de la abogada lanzándose encima de los policías y diciendo que esa es una propiedad privada –medio- y al final, aparece la salida de unos vehículos de la casa que están siendo confiscados… Fin. Todo esto aderezado por una banda sonora musical de terror. La consecuencia: Catarsis, a través del temor “Esto te puede pasar a ti” o “Después vendrán por tus hijos” y la compasión, pues el televidente termina aterrorizado y diciendo “Pobre Dr. Zuloaga, le están arrebatando lo que se ganó con tanto esfuerzo”.

Es así como las artes están siendo utilizadas mediáticamente a través de la estructura dramática de la tragedia griega teatral y la música incidental para producir catarsis en la población, disminuyendo la capacidad de razonar; cretinizando a los usuarios de espectro radioeléctrico.

El arte es un elemento transformador de la cultura porque puede llegar a producir conductas y sensaciones en el ser humano y su proceder respecto al entorno; es por ello, que debemos saber que la catarsis producida por el drama teatral aristotélico está siendo masificado para generar terror en la población, ante esto debemos lograr el desarrollo de tres líneas de acción:

.-La postura de los trabajadores del arte: Los artistas debemos fijar una posición clara sobre el papel del arte en los procesos de transformación que vivimos ante la crisis del modelo capitalista e identificarnos como clase trabajadora para unirnos al bloque histórico anti imperialista produciendo un arte que defienda nuestros intereses de clase.

.-Ofensiva comunicacional: Los artistas debemos unirnos en nuestra condición de comunicadores a través de una campaña de desarrollo de propuestas artísticas que develen este uso tan dañino del arte que están haciendo los medios de comunicación.

.-Acciones legales: El difundir una información amañada y utilizar elementos que refuercen sensaciones de pánico en la población es terrorismo mediático y debe ser sancionado por la vía legal, no hay que esperar que conatel actúe, nosotros, pueblo organizado, verdadero dueño del espacio radioeléctrico, debemos hacer valer nuestros derechos por la fuerza de la ley y la organización.

(*) Militante del Frente revolucionario artístico Patria O Muerte FRAPOM,
Presidente de la Fundación Teatro Municipal de Valencia y
Docente de la Universidad Simón Rodríguez

0 comentarios:

Publicar un comentario