lunes, 16 de noviembre de 2009

¡Es Hora de vencer la oscuridad!


Ricardo Adrián

¡El Capitalismo condena a los pueblos a la oscuridad!; esta precisa y exacta afirmación que al parecer se refiere solo al plano educativo- cultural también es un hecho que abarca el tema concreto de la electricidad como elemento indispensable y fundamental para la vida y desarrollo de la economía en cualquier país en el siglo XXI. Los apagones que se han suscitado en las últimas semanas han afectado a buena parte de la población, algunos venezolanos confundidos ante un criterio político superficial e inmediatista se apresuran a reforzar la agenda desestabilizadora de la derecha: señalar a Chávez como único culpable. Sin embargo cada día es más vigente en la población el hecho de que a los problemas del capitalismo no se le puede oponer a un gobierno eficiente, sino con una fuerza revolucionaria- popular capaz de llegar a la verdad y de transformarla revolucionariamente, he aquí algunos aportes para ahondar el problema de la electricidad en nuestro país.

La represa del Guri: Un problema estructural.

En una gran proporción los venezolanos dependemos de la denominada central hidroeléctrica “Raúl Leoni” para abastecernos de energía eléctrica, la misma está integrada al afluente de agua que proviene del río Caroní y suministra un potencial de mas de 10 mil megawats constituyendo la segunda fuente mas potente del mundo
Para funcionar, esta central hidroeléctrica requiere de un inmenso caudal de agua para mover las turbinas, caudal que debe preservarse desde la época de invierno hasta los periodos de sequía, ¿pero que pasaría si ese caudal de agua se redujera considerablemente? El país entraría en una profunda crisis eléctrica, tal y como sucedió en Colombia en 1.992 cuando en condiciones similares se vio obligada a racionar el servicio eléctrico por 18 horas en Bogotá producto de que un conjunto de sus represas que aportaban la mitad de la energía eléctrica del país, registraron un descenso de 80% de sus niveles de agua.

En Venezuela ha ocurrido desde hace muchos años el fenómeno de la explotación de los recursos minerales como el oro a costa de la destrucción de bosques tropicales húmedos en la cercanía del río Caroní, causando un daño estructural al ecosistema. Luego de años de muchas advertencias de sectores ecologistas las actividades mineras no se han detenido y esta acción ha provocado progresivamente una reducción del caudal de agua del rio Caroní que drena el área de la cuenca formando la crisis que atravesamos. Frente a esto ya el gobierno del presidente Chávez ha venido progresivamente instalando fuentes alternativas de generación de electricidad como la eólica y la térmica sin embargo hasta hoy las mismas son insuficientes para satisfacer las necesidades de la estructura eléctrica nacional.

Aunque en nuestro país está lejos de lo ocurrido en Colombia, los apagones nacionales son una señal de que debemos atender este problema: construir una nueva estructura de generación de energía eléctrica en el país.

Para Emmanuel Rodríguez vocero del Frente de Trabajadores eléctricos en el estado Carabobo, el sector eléctrico ha estado manejado por años por sectores oligárquicos, que han logrado camuflarse teniendo representantes hoy cuando se ha fusionado la corporación eléctrica nacional; “esta oligarquía se fortalece a través de los procesos burocráticos que traban las posibles soluciones operativas para el problema de la electricidad”.

“recientemente se dio el caso en que el estado compró ELEVAL y sus activos físicos fueron transferidos a una compañía privada” expresó Rodríguez advirtiendo que el desafío de la nueva administración es transformar la estructura vigente en la administración del servicio eléctrico, de modo que estas oligarquías queden definitivamente desalojadas del sector eléctrico, estratégico para la nación.
El plan de las mismas era sabotear el servicio con el interés de privatizarlo, en opinión de Rodríguez, frente a esto el gobierno bolivariana navega en otro sentido y por eso ha intervenido en este asunto.

La Respuesta del Presidente Chávez.

Ante esta crisis el presidente Chávez ha optado por una solución de 3 pasos; el primero de ellos ha sido hacer un incesante llamado al pueblo venezolano al ahorro de energía, Venezuela hoy consume más energía per cápita que Brasil, esta alerta nacional deberá concretarse en propuestas de control del estado sobre la administración de la electricidad utilizada por centros comerciales y de entretenimiento; la segunda es llamar a una reestructuración profunda del sistema eléctrico nacional, conformando un nuevo ministerio de energía eléctrica que coordine todas las partes integrantes del problema incluyendo la direccionalidad de CORPOELEC y tercero permitir a los trabajadores la participación en la gestión nacional de la empresa.

La Revolución es poder popular + electricidad.

En 1.920 Lenin líder bolchevique planteó que una revolución estaba compuesta por una formula integrada por el poder popular (soviets) + ELECTRICIDAD, refiriéndose esto ultimo a las nuevas posibilidades que abría para aquella época la incorporación de la electricidad para el desarrollo del país: “Sólo con electricidad, en efecto, las clases trabajadoras y socialmente rezagadas acceden a estadios superiores de educación y cultura que, de no alcanzarlos, le significarían una insalvable brecha política”.

Esta combinación de la que escribió Lenin es hoy a 89 años una formula concreta para el avance revolucionario en Venezuela; Chávez hoy le ha abierto espacio a los trabajadores de la electricidad para que con su experiencia aporten a la gestión y al desarrollo de la empresa eléctrica y que las orienten junto al gobierno nacional para profundizar los aspectos socialistas de la economía en un área tan importante; así también, esta formula podría desarrollar aceleradamente la nueva estructura eléctrica donde se combinen nuevas formas de generación y transmisión de electricidad; para así poder vencer la oscuridad.

0 comentarios:

Publicar un comentario